15 de enero de 2011

Asumiendo al fin la vida

"La bella romana", Amadeo Modigliani,  Mónica López Bordón, poesía, editorial Playa de Ákaba
"La bella romana", Amadeo Modigliani

Resucito con los ojos del día abriéndose,
clavando su mirada en el aire
que vuela solo.

Dejo, al borde de un soplo invisible,
letra por letra como si me pertenecieran.

Destejo el silencio enmohecido,
aquel que iba por las estrellas
como si también fuese mío.

Me hago múltiple en las emboscadas
del invierno y primavera
para no volver.

Asumiendo al fin la vida.

14 comentarios:

Aurora dijo...

Craso error creer que ciertas cosas nos pertenecen. Resucitar para asumir la vida es un proyecto encomiable. Feliz fin de semana. Saludos.

Terly dijo...

Y qué remedio nos queda, querida Mónica, si no podemos destejer nuestra vida, al menos, hagámoslo con nuestros silencios.
Un beso.

Poeta del Cielo dijo...

bello poema cada letra un sentimiento sentidol...

saludos
linda semana
abrazos

Pedro Aros Castro dijo...

Cuando se asume lo inevitable, también se asume la alegría
felicitaciones Mónica, un placer
saludos

IV Encuentro de Poesía en la Red dijo...

Hermoso saber asumir la vida.
Recuerda decir en el hotel Saray que llegas para el IV Encuentro de poesía en la Red, te hacen descuento.
Besos

Narci dijo...

Tarea difícl la de asumir la vida, y quizá sea la poesía una forma de lograrlo.

Besos

helio.rocca dijo...

Un poema hermoso y amoroso,
Monica. He disfrutado leyendo.
Muy bien escrito, magistral.
De hecho, usted es un poeta, demasiado perfecto.
Felicitaciones amiga.

Noray dijo...

Es cierto, tenemos que asumir la vida a pesar de que ésta se convierta en un laberinto del que nos cuesta encontrar la salida. Como Teseo, debemos luchar solos con el Minotauro que cada uno llevamos dentro. Sólo así habrá valido la pena vivir esta vida.


Un fuerte abrazo.


PS: Excelente elección de la obra de Modigliani.

Elsa Tenca Mariani dijo...

Bella propuesta.Asumir la vida en nuestro eje girando y alertas para vivir con proyectos.

Saludos afectuosos.

www.po-etica2010.blogspot.com

andres rueda dijo...

Eso es la grandeza del ser humano... saber asumir, y disfrutar la vida.

Como siempre, un gran poema.

Un gran abrazo

Andres

Isabel Romana dijo...

Precioso poema con un final muy especial. Asumir la vida... ¡casi nada! Saludos cordiales.

Araceli Otamendi dijo...

¡Qué bonito poema!, Mónica, un abrazo desde Buenos Aires

María dijo...

Seguramente sólo multiplicándonos entre los inviernos y las primaveras es como se puede asumir ciertas parcelas de la vida.
Un placer conocer tu Blog y tus textos.
Un beso.

Micaela dijo...

Querida Mónica, me ha encantado tu poema, especialmente cuando dices "Me hago múltiple en las emboscadas/ del invierno y primavera". Renacer de nuevo, volver a la vida. Un fuerte abrazo.